GastroLab-Genex

Horario : Lun-Vie: 8:00am a 7:00pm | Sáb: 7:00am a 12:00pm.
  Contacto : +507 391-1510

colesterol-hdl

Colesterol HDL un amigo para el corazón

La palabra colesterol genera una situación de alarma en algunas personas, dado que de una manera u otra está ligado a problemas cardiovasculares. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que existen dos tipos de colesterol, uno bueno (colesterol HDL) y uno nocivo para la salud (Colesterol LDL) por tanto derribar el estigma y construir un paradigma positivo sobre el colesterol HDL inicia desde el conocimiento.

El colesterol HDL forma parte del grupo de lípidos que son útiles para mantener el equilibrio de ciertas hormonas, cuidar de la fibra nerviosa y las paredes celulares, así como mantener el equilibrio del de los ácidos biliares.

Además  protege el organismo de enfermedades cardiovasculares, ya que trabajan como recolectores desechos transportando colesterol malo (colesterol LDL) hasta el hígado para ser destruido por las enzimas. Al hacerlo evita la obstrucción de las arterias producida por el exceso de colesterol LDL en la sangre y con ello se previenen de enfermedades cardiovasculares e infartos.

Por esta razón el colesterol HDL se convierte literalmente en un amigo para el corazón, dado que su función es de gran importancia para eliminar el exceso de colesterol malo.

Lo ideal es tener un alto nivel de colesterol HDL o colesterol bueno y reducir el colesterol LDL o malo. En caso contrario se requiere de una dieta especial para llegar a este ideal, dado que las personas con obesidad y con malos hábitos alimenticios son las primeras en presentar desequilibrio en sus niveles de colesterol. Convirtiendo éste en un factor de riesgo que compromete su salud cardiovascular.

Bondades del colesterol HDL

Uno de los principales beneficios que otorga el colesterol HDL al cuerpo es precisamente la eliminación del colesterol malo de la sangre para mantener venas y arterias libres de obstrucciones. Con ello se previenen ataques al corazón, accidentes cardiovasculares y enfermedades cardíacas.

Sin embargo, el colesterol HDL también contiene antioxidantes, lo que no sólo mejora el aspecto de la piel (efecto contrario del colesterol LDL que contribuye con la aparición del acné) sino que además ayuda a eliminar las toxinas del organismo, posee propiedades antiinflamatorias, mejora la producción de sangre saludable lo cual inciden de manera positiva en la regeneración celular y en los niveles de hemoglobina.

Mantener un nivel estable de colesterol HDL y por encima del colesterol LDL consiste  en tener  un fino equilibrio entre ambos, puesto que los dos tipos de colesterol se encuentran juntos en la sangre y actúan de manera compensatoria cuando está en armonía.  Una cantidad alta de colesterol HDL es posible mejorando la alimentación, lo cual asegura la disminución del colesterol malo y los riesgos de enfermedades a futuro.

Ayúdanos a difundir esta información, compártela enCompartir en FacebookCompartir en Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visítanos en FacebookVisítanos en TwitterPortal Laboratorios Afiliados